jueves, enero 31, 2008

Regálame tu mano...



Como hojas al viento, volando,

bailando en el medio de sus anhelos

revoloteando en las sensaciones,

dejándose llevar por las caricias del tiempo



Hoy ha descubierto su vida, sus ganas de amar

Hoy sale del capullo descubriendo que ya no es crisálida

que ser oruga ha quedado en otro tiempo, quedó atrás

hoy es mariposa y está deseosa de volar, de volver a amar

se reconoce, tiene alas nuevas, tiene esperanza para continuar


Viene y va, sube y baja y sus emociones están ahí

ha quedado intacta su fortaleza para continuar

el corazón le habla de eso, de ese sentir sin tiempo

que creía haber olvidado y tan sólo quedó guardado


Por un tiempo había sido lo correcto, lo cuerdo, lo sano

morir y dejar que las lágrimas murieran a su tiempo

perdida en los resquicios en los escollos de su soledad

fue concepción, fue lo que antecede a un parto

que duele y es antesala al renacimiento




Regálame una palabra de aliento ya no de consuelo, de ternura, quizás

dame una mirada que refleje la obra de arte que se gesta en mi alma

reflejo de lo que tus ojos miran de ti dentro de mi, ahí en el interno

dame un abrazo a la distancia con esa paz que se siente tan cercana

y sé la imagen presente que se guarde en un instante para la eternidad…


…en el alma


Hoy, date cuenta, salgo del capullo

y solo espero que llegue tu soplo

para, de tu mano, volver a volar…


Ven, no necesitas buscarme

Sabes donde estoy…


… y de tu mano, enséñame a volar




Al amor.

12 comentarios:

Basquiat dijo...

un susurro de vida que es a la vez un calido grito, una cancion y un llamado desde y hacia la naturaleza misma, el amor.
besos.

nachodenoche dijo...

El amor renace a cada instante, te abrazo en la distancia, tan lejos, pero tan cerca.
Al amor siempre tenemos que tenerle las puertas abiertas, tus letras rebosan amor puro.

Besos y abrazos.

Luis David dijo...

Regálame tu mano, amada mía,
acércame al refugio de tus besos,
regálame el calor de tus encuentros
en este respirar de mi agonía.

Por ti abrió el capullo de la vida
que cubre de amor mis embelesos,
regálame el jardín de tus excesos
para recuperar la fe perdida.

Enséñame a volar. Es mi destino
vagar por este mundo en tus vías,
enséñame a encontrar en mi camino

la gracia de volar hacia tu aliento.
Ayúdame a moverme con el viento
que canta con mi voz tu letanía.

Ana R dijo...

Necesidad vital es el amor, para volar y caminar...

Muy bello.

Abrazos

Miriam Jaramillo dijo...

De visita en tu blog. Ha sido un placer leerte. Con infinito respeto.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Como siempre es un gusto leerte, simplemente porque me obliga a releerte y en cada recorrido de mis ojos, algo nuevo encuentro. Un gusto de estar de nuevo con ustedes, lo regresos tienen esas cosas. Te beso.

MaiI Imagine Photographers dijo...

Precioso poema.
saludos

Amor dijo...

volemos, ingrid, que el viento nos haga volar

:)

amor

IGNACIO dijo...

Ingrid:

Siempre hay tiempo para levantar el vuelo, bien sea sóla o acompañada, tus metáforas voladoras, me agradan tanto que te ofrezco mis alas.

/Gracias por la postal/

Besos voladores hacia tí.

Robin dijo...

La fuerza de una mano permite alcanzar con ella los sueños.
Tu poesía es delicada y profunda.

Tu aroma intenso, Ingrid

Mis besos…

BETTINA PERRONI dijo...

Ingrid,

Que precioso regalo nos das con tus palabras... volar, volar... quiero volar yo también.

Te abrazo fuerte y te deseo un bonito fin de semana :)

Boris González dijo...

Hermoso poema... acompañado de Lara Fabiana lo hace perfecto...

Boris