sábado, mayo 10, 2008

Este mundo va... ¿y tú?

Que si la vida es oscura

Que si la vida es clara

Que si la vida es triste

Qué si la vida es gozo

Que si el mundo va en contra

Que si en la lucha, la soledad es la única compañera

Que si agredimos porque nos agreden

Que si la vida nos debe

Todo los que nos duele

¿Y dónde está el límite de la tristeza?

¿Será exactamente donde empieza la ruta de la alegría?

Cansada, cansada de ver la historia de miles de personas como cinta de videocassette como si le apretasen el botón de “regresar” todos los días.

Dolida, quebrantada, filosofando esta inercia del hoy estancado en el ayer reaccionando antes que actuando, respondiendo en vez de creando.

Cuántos inmersos en la vorágine del dolor, ciegos, creyéndonos dueños de la verdad absoluta de nuestras propias inseguridades. Compitiendo, sí, compitiendo, por absurdo que parezca, por ver quién ha sufrido más, tratando de ganarle la carrera al de junto; para ver quien insulta más fuerte, que hiere más hondo

Justificándonos la ira porque somos inocentes porque el mundo nos ha fabricado las rencores, fomentado las frustraciones, sembrado en nosotros lo peor: esa soledad que fastidia, no la que se disfruta, la que asfixia, la de dentro, la que ahoga nuestros propios gritos y que enmudecidos nos hace llorar de impotencia

¿Quién no ha pasado por momentos así?

El diga que no o miente, o es alguien fuera de este mundo, creo.

Lo que sorprende es cuando llega el punto en que el dolor se convierte en sufrimiento, sí, eso, cuando se alarga y se alarga, robando alientos de vida.

Somos los ladrones de nuestra propia existencia…

Esta la chica de la esquina de casa, esa chica que apenas tendrá unos doce años, haciendo maroma y media con 3 limones en un cruce de avenidas.

Se ve que apenas está aprendiendo porque cada 2 intentos se le caen los limones al piso y, con una sonrisa, lo vuelve a intentar.

La luz roja me obliga a frenar ahí todos los días, ella no estaba ahí hasta apenas ayer que iba en el auto con mi madre. Veníamos platicando cuando tuve que frenar a esperar la verde luz que me indicara que podría seguir mi ruta a casa.

Y la vimos ahí ayer, haciendo burdos intentos por no perder la vista y el equilibrio para

lograr salir airosa de sus incipientes actos de malabarismo y, sin embargo, su expresión corporal denotaba una gracilidad que nada tenía que ver con su desempeño en los malabares.

Paró poco antes de que la luz cambiara de color, y nos miró con una sonrisa y con una mirada profunda, mezcla de hambre, pobreza, humildad y lo más impactante, alegría.

Mi madre y yo nos encontrábamos comentando que si no la habíamos visto antes, que estaba muy jovencita.

Que si cada día hay más niños y más adolescentes y más adultos y más ancianos pidiendo dinero en la calle; unos vendiendo chicles (goma de mascar) o dulces o las tarjetas de prepago para el celular, otros con los bastones apenas logrando caminar; unos más, pequeñitos y harapientos, tocando la ventana del auto a ver si no hay una moneda o unas galletas que tengamos pérdidas por ahí; de niños a hombres y mujeres, vestidos y maquillados de payasos o no, haciendo malabares; quizás sea una madre, indígena, con un bebé cargado a la espalda mediante un reboso típico de su pueblo, sujetando al vástago que la obliga a encorvar la espalda para soportar el peso y acercarse a vender alguna bolsita o flor tejida de lazo o palma o en su defecto tan sólo a pedir monedas para el niño, que igual ni es suyo, tal vez sea robado o de la comadre e incluso lo tenga drogado para mantenerlo dormido y que no chillé y la deje pedir.

Eso también pasa, lo sabemos.

Y entonces, así fue que pusimos atención a la chica, sabíamos que no era buena en los malabares y le dije a mi madre que igual era que estaba empezando apenas en eso de pedir dinero en la calle. Nos preocupamos porque ya era la tercera o cuarta vez, quizás, que recogía los limones que se le caían al asfalto, pensando que tal vez la luz verde le ganaría el paso y no le sería posible obtener algunas monedas.

Justo en ese momento se detuvo, abrió los brazos en cruz sosteniendo sus limones con las manos, y nos sonrió. No sé si fue a nosotras o fue a la concurrencia de conductores que estábamos ahí. Lo que sí es que su sonrisa, su mirada y lo grácil de sus movimientos, me hicieron temblar, penetrando hasta lo más hondo de mi sentir.

Empezó a voltear a un lado y a otro, como queriendo ir hacia quien “se viera” que estaba dispuesto a cooperar. Mi madre buscó su bolso y sacó unas monedas y yo apreté el claxon del auto dos veces para hacerla voltear y venir hacia mi auto.

Comentamos, mientras se nos acercaba, que la vida es dura, que hay muchos deambulando por las calles, que somos afortunados en tener un techo, en no tener que vivir en la calle, o mendigar, pasando hambres y fríos o calores extremos.

Se nos acercó y le di las monedas y ella volvió a sonreír y yo volvía a sentir como mi cuerpo se estremecía y temblaba.

Nos dio las gracias, y se fue al camellón. De espaldas a nosotras, abrió sus manos, vio las monedas, cerró su puño , agacho su cabeza y se persigno, miró hacia el cielo y guardó sus monedas en la harapienta bolsita de sus raídos pantaloncitos.

Mi madre dijo: “ ¡Mira, le dio las gracias a Dios!”

A lo que contesté: “Sí, ¿viste su sonrisa?, sabes, no lo puedo evitar, y se me rodaron lágrimas sobre el rostro.

Vi a mi madre y ella estaba igual…

No sé qué pasaría por la mente de la mujer que me abrió la vida a este mundo, qué habrá sentido en sus adentros; probablemente lo comentemos estos días en esas charlas que solemos tener sobre la vida.

Lo que sí, es que lo que yo sentí, además de la rabia y la impotencia que me da ver tanta miseria junta, tantos sin tener un pan y un techo seguro que llevarse a la boca, tantos que despilfarran el dinero y otros tantos que ganan los millones por trabajos que no son ni más ni menos indignos que los de los demás pero que son exageradamente remunerados por lo que le hacen producir a la industria, como son deportistas y artistas que ya rayan en la ridiculez con respecto a las desorbitadas sumas que ganan en proporción a lo que hacen o, los cantidades estratosféricas que “ganan” los que están envueltos en el narcotráfico y lavado de dinero y los políticos y autoridades involucrados que se necesitan para que “el negocio” de asesinar a personas mediante la adicción, “funcione” y reditúe.

Además de todo esto y más…

Además, sentí como vamos por la vida enojándonos y renegando sobre lo que no tiene importancia; sobre las heridas, sí, las que recibimos y que tanto nos han dolido, alimentado día a día el resentimiento hacia esos que de tanto recordar una y otra vez, se convierten en cualquier desconocido porque empezamos a ver a cualquiera como alguien potencialmente peligroso, malvado y dañino para nuestra vida, ya que, o nos puede herir, o puede jugar con nosotros, o nos puede juzgar, qué tal que nos miente (porque de seguro lo hará), que tal si me pega y me caigo y me rompo y ya no me puedo volver a pegar. Así que, antes que eso suceda, mejor le pego yo primero, “el que pega primero, pega dos veces”…

¿Y todo eso porqué?, pues porque hace 20 años Fulanito Mosca Muerta me hizo una, que no, no se me olvida y lo peor, volvía a confiar en él y me la volvió a hacer. ¡Ah! Y Rosita Pegafuerte, me pegó hace 5 años tan duro, que no, no puedo ni verla, si la veo, de seguro que se la regreso pero más fuerte y además, sólo porque no tengo dinero, pero si no, me canso que le hubiera llamado a unos cuates que tengo que son luchadores y la mandaba a golpear para que viera que conmigo no se juega, ¡no, señor!, es por eso que a Chuchita Inocente le dije 3 frescas, porque me recuerda tanto a Rosita Pegafuerte, que ya sé como son las de su calaña y antes que me pegue la tal Chuchita, ya quedó advertida que conmigo no se ande por las ramas.

¡Caramba!, y esta chica que de verdad se las ve duras, todavía se da el tiempo para agradecer las 2 o 3 monedas que han caído en sus manos, sonreír y continuar, continuar sí, la hermosa vida…

¿Quién ha sido más afortunada?, ¿Ella o yo?...

Si tan sólo supiera el regalo que me ha dado, como me alimentó su sonrisa, como le di gracias a Dios por sus bendiciones, como me sorprendió su fe y el gozo con el que daba las gracias. Si supiera lo pequeñita que me sentí con mis reproches y mis frustraciones por no tener lo que, en verdad, han sido caprichos en mi vida.

Si ella supiera cómo, en qué forma y con qué magnitud su mirada y su sonrisa tocaron mi corazón…

Si lo supiera…

La vida no es fácil, lo sé.

Hay momentos para reir, momentos para llorar, momentos de gozo, momentos de paz, momentos de tristeza, momentos de soledad, momentos de compañía, momentos de compartir, momentos de meditar, momentos de enojo, momentos de dolor, momentos para pedir perdón, momentos de perdonar. Momentos para aprender, momentos para trabajar y para descansar. Momentos de unión, momentos de duelo.

La vida es así…

Que si la vida es oscura

Que si la vida es clara

Que si la vida es triste

Qué si la vida es gozo

Que si el mundo va en contra

Que si en la lucha, la soledad es la única compañera

Que si agredimos porque nos agreden

Que si la vida nos debe

Todo los que nos duele

¿Y dónde está el límite de la tristeza?

¿Será exactamente donde empieza la ruta de la alegría?

Qué si la vida nos debe todo lo que nos duele y es que en realidad nosotros le debemos una muy larga y grande tarifa a la vida…

…menospreciarla y devaluarla muriéndola a diario.

¿Cuántos dolores y rencores profundos te cuentas al día?

¿Cuánto resentimiento de antaño alimentas?

¿Cuánta amargura permea tu corazón?

¿Cuántas bendiciones cuentas al día, cuántas ves a tu paso?

¿Cuánta muerte o cuánta vida, cuánto amor, cuánto gozo, cuánta paz hay en tus días?

¿Cuántas vendas te has puesto en los ojos para no ver el resplandor de tu existencia o la sombra que antecede el continuo amanecer de tu alma?

¿Tiene algún propósito tu vida?

Aseguro que sí…

Lo hay, está, ahí, sólo hay que tocar y se abrirá…

…y entonces, habrá desiertos, sí, pero nada que no se pueda atravesar con esa fuerza que da Su abrazo y Su amor.

…En el dolor me gozaré, en la alegría me gozaré; en la victoria y en la derrota me gozaré.

En la carrera, la meta es esa…

…compartiendo, consolando por ser consolado, animando por ser animado, enseñando por ser enseñado, perdonando por ser perdonado, amando por ser amado.

Hoy eso medito, eso pienso, eso siento y eso comparto…

Sin métrica, sin ritmo, sin poesía…

…Les doy un inmenso abrazo.

9 comentarios:

yo soy dijo...

señor, que busque antes amar que ser amado, antes comprender que ser comprendido, antes perdonar que ser perdonado, ya sabes, ingrid, san francisco


abrazo de los mejores de tu


santiago

Carmen López Iglesias PATENTE (Soplo y Caen Todas las Mascaritas) dijo...

Como comprenderás méxico lindo, escribí mejicana sólo para herirte del mismo modo que tú a mí; pero supongo que cada quien tendrá derecho a escribir como quiera, te prometo que yo preferí casí siempre la X. Coincidimos.
No publicaré tus nuevas descalificaciones como comprenderás, aunque ni las he terminado de leer, pues las falsedades o las cobardías melifluas ni me interesan. ¡¡Y yo no ataco a nadie, sólo me defien do de la orquestación que tú tienes la desfachatez de negar, negando incluso que desconocieras a ese sr. Pero no a tu amiguita "Encendida en Buenos Aires", esos dos resentidos que han venido a por mí escenificando esta mierda cobarde disfrazados de jesuitas cristianos, como tú te revistes pretendiéndote de una talla más alta moral que la mía Y QUE JAMÁS LA ALCANZARÁS ES GARANTÍA TUS PROPIAS PALABRAS PRONUNCIADOS CON EL MAYOR DE LOS DESCONOCIMIENTOS, PUES COMO IBA A DECIR: HAN VENIDO A POR MÍ, SÓLO POR HABER TENIDO YO LA INFAUSTA IDEA DE CRITICAR SU POESÍA. PUEDE QUE EN TÉRMINOS DUROS, PERO ME ME HUBIESEN MANDADO A LA MIERDA, NO ESCENIFICADO ESTO.
Y como comprenderás dada mi edad, a la orilla de la sepultura que está una habiendo sido atropellada por mi sociedad hasta el punto del silenciamiento durante todos los años de mi vida, sólo por no haber dispuesto jamás del dinero suficiente para autopublicar mis libros, no puedo perder mi tiempo en enemistades ¡¡YO SÍ QUE NO!! UNICAMENTE EN MI AUTODEFENSA, CUANDO ALGUIENES Y AQUÍ EL ÚNICO SITIO QUE HE TENIDO PARA LIBERAR MI VOZ, PRETENDEN CONSEGUIR DEFINITIVAMENTE SILENCIARLA SÓLO POR EXPRESAR LA VERDAD, SÓLO POR NOMBRAR MUCHO MÁS ALTOS SENTIMIENTOS Y CATEGORÍA MORAL DE LA QUE PODRÁN TENER ELLOS NUNCA.
No tengo ningún interés, YO SÍ QUE NO, en dannificar a nadie NI SIQUIERA A TENA... Pero las descalificaciones morales y escenificaciones de falsos phising sólo por poner en juego toda esta burla sangrante de la que todos ahora os decís inocentes NO PUEDO TOLERAR.
Yo no te abrazo. Pero considero que es una sana práctica siempre que se haga sin la baba envidiosa o cruel o malsana que apuñala la espalda mientras el abrazo oferta, o te vende como Judas de Jesucristo, tanto como os gusta a todas vosotras y a Tena las citas crísticas.

Carmen López Iglesias PATENTE (Soplo y Caen Todas las Mascaritas) dijo...

Y una cosa compruebo al dejarte aquí estas palabras: AL MENOS TÚ SÍ TIENES LA EJEMPLARIDAD DE DEJAR ABIERTA LA VENTANA A LOS COMENTARIOS, QUE VIENEN A DEFENDERSE, REITERO, NO A INSULTAR, Y SI MIS OTRAS DUREZAS VERTIDAS DE TÍ, ARRIBA QUEDÓ DICHO: FUE EL MALESTAR, EL MISMO MALESTAR QUE PUDO HACERLES A TU AMIGA "ENCENDIDA EN BUENOS AIRES", O A TU NUEVO AMIGO TENA, SI NO LO CONOCÍAS, MIS CRÍTICAS A SU LABOR.. ME HUBIEREN RESPONDIDO CON ESTA MISMA LIMPIEZA QUE ESTAMOS AQUÍ, AHORA, UTILIZANDO.
Y SEPAS TENGO MUCHAS OTRAS PÁGINAS NO SÓLO "I ONLY SEE ROSES II" DONDE REALIZAS TUS COMENTARIOS. PUEDES CLICAR SUS HTTPs SIEMPRE QUE TE INTERESE A LA MARGEN DERECHA DE ESE ROSADO BLOG... QUE HA RESULTADO TAN NEGRO.
Carmen de Espanya, Hispania, Spaam, ¡y olé! (Y no creas que hay tanto terrorismo por aquí, eso es lo que le interesa al estatus monárquico divulgar. Más hay terrorismo doméstico, mujeres asesinadas por el repugnante machismo, aunque no creo que al grado que tendréis que sufrir allí en México, caso de Ciudad Juárez ya el colmo que no sé como todas las mujeres de tu país no empuñáis las armas para capar de una definitiva vez a la mayor parte de vuestros machos, caso que tan a la médula me llega como podrías comprobar si hubieses visitado alguno de mis otros diarios, sobre todo el margen de uno llamado "Sexo del alma", que ya desde hace dos años y en mis otros diarios en ya.com "Solo veo rosas" hhtp://blogs.ya.com/almamia, o en "Solo veo rosas 2" de Blogger, califiqué, o quise llamar la atención a toda la comunidad hispana desde mi país y sus celebraciones del Día de la Hispanidad diciendo: DÍA DE LA HISPANIDAD ES CIUDAD JUÁREZ, en ataque frontal al repugnante machismo ejercido en todas las comunidades hispanas, ya te digo menos aquí, ahora, pero debido a las innumerables asociaciones y luchas feministas.
Sólo espero palabras más amables por tu parte para retirar tu nombre, palabras diciéndome que si no tramaste con Tena, no te utilizó tu sí amiga "Encendida en Buenos Aires", por mí como si apagada.
Otra vez te saldrá el logo y la foto de mi "I only see roses II", pues tengo abierto el diario, respondiéndote tras haberte medio leído... luego cuando tenga mejor el estómago te deglutiré entera.

Carmen López Iglesias Patente dijo...

Y otrosí mi muy amable mexicana,
no hagas descalificaciones morales de persona de la cual no has leído su muy extenso escrito, cuando la única que está en condiciones de hacerlas sería yo desde mi experiencia negativa con la sociedad hipócrita de los miserables triunfadores, triunfando de la traición, la baba la rastreridad, de la riqueza miserable casi siempre obtenida gracias al crimen, a la ruina de gente con mucho más valor que esos triunfadores, o esos miserables, SIEMPRE LO SERÁN, RICOS O LOS SIMPLEMENTE ACOMODADOS, MIENTRAS HAYA, COMO BIEN DICES EN ALGO QUE LEO DE TU ENTRADA, TANTÍSIMOS DESGRACIADOS A LOS QUE INCLUSIVE YA NO LES SACARÁ DE LAS GARRAS DE SU MUERTE EN VIDA, ESA SÍ MUERTE EN VIDA, NADA MÁS QUE EL FINAL DEL MUNDO, PUES HEMOS LLEGADO AL LÍMITE Y ÉSTE MÁS NO RESISTIRÁ... AUNQUE ESPERO NO SOBREVIVA NI UN SOLO HIJOPUTA RICO.
Ves cuando empleo los insultos y las descalificaciones: cuando a todos los miserables? Los ricos y los acomodados de la Tierra siempre lo serán, pues viven su prosperidad de y por la miseria de los demás.

IGNACIO dijo...

Estimada Ingrid, hoy tu post es reflexivo, cierto es que esta sociedad nos arrastra, pero siempre hasta donde la cultura del hombre alcanzar a vislumbrar la verdad, una verdad que se caracteriza, por saber ponerse siempre a la altura de los demás, a bajar a los infiernos cuando haga falta, a compartir intensamente el amor del prójimo, a gozar de nuestra propia fe, la competencia está a la orden del día, no obstante no se si sigo en la utopía de los años vividos, y vivo la vida como la siento, trato de ayudar al que lo pide, al que no lo pide si se ofrece también, me dejo llevar por las buenas intenciones ajenas, la tristeza es algo inhato en el ser humano,y como tal debemos aceptarla, igual que aceptamos nuestras alegrías cuando se presenta, es en estos momentos que uno se pregunta donde está Dios, y no me sirve la excusa de las pruebas, entonces me vuelco en mi propia fe, no se si la correcta, pero en la fe al fin y al cabo, y como sólo no puedo cambiar el mundo, observo lo que ocurre a mi alrededor, y continuo esta lucha permanente que es vivir.
Sin dilaciones...

Hoy me dejas cavilando.
Te envio dos besos.

MARIA dijo...

Amiga Ingrid, hermoso tu post, hacernos recordar lo que en el fondo sabemos y no queremos ver. En muchas ocasiones necesitamos ver aspectos de la vida duros, tristes, incluso de sufrimiento para valorar nuestro día a día, para saber que lo que tenemos y lo que vivimos es una minucia de problemas y una grandeza de amor, que nuestros sentires, esos que los llevamos como "cruces", esos que consideramos cargas, son cargas ligeras y nuestras dichas son racimos generosos de felicidad, pero siempre queremos más y siempre infravaloramos lo que la vida nos da.
Lo hermoso de la vida, es darse cuenta de las pequeñas cosas, como esa sonrisa que nos cuentas, como las charlas con alguien querido, como la presencia de los que amamos, como la caricia del viento o la luz que cada día nos alumbra y sin embargo solemos vivir sin valorar todo ese caudal de pequeños instantes, momentos vividos que se nos regala y al mismo tiempo saber aceptar aquellos que nos hacen llorar.

Besos y un gran abrazo.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

HERMOSA INGRID
TE HE DESCUBIERTO HOY
Y ESCRIBES LO QUE ME GUSTA LEER; COMO AMO LEER A MALENA EZCURRA,QUE SIGUE PARA MÍ ENCENDIDA EN BUENOS AIRES,Y A SANTIAGUITO TENA,UN BUEN POETA Y DULCE AMIGO
GRACIAS A QUE TE HE ENCONTRADO,TE LEO Y DIGO:
CONTINNÚA ELEVADA
VOLANDO
ESCRIBIENDO
Y CHAPÓ PARA VOS.

Luis David dijo...

"Que si la vida es oscura,
que si la vida es clara..."
suena como si accionara
los resortes de mi alma
y con pretendida calma
mis recuerdos olvidara.

Pero un secreto tú tienes
que todo lo vuelves bello,
desapareces con ello
las profundas soledades,
transformas oscuridades
con tu mágico destello

Vale pues, hermosa Ingrid,
y confisquemos la vida,
que nuestra fuerza unida
nos moverá el sentimiento
para volar contra el viento
hasta encontrar la salida.


besos

googler dijo...

A friend told me this place I have been looking for, I come, it turned out, I have not disappointed, good Blog!
runescape money