miércoles, diciembre 31, 2008

Caruso 0001

Dejó este "video-poema" como cierre de este 2008, como cierre de un ciclo...

...Surgió de lo más profundo de mi corazón.

Espero les guste.

Les deseo un excelente 2009 y aprovecho para agradecer el cariño que me han prodigado los que siguen este espacio.

Son ustedes muy especiales en mi vida y debo agradecer al Señor por la vida de ustedes y de aquellos que no sólo son amigos blogueros sino que con el paso del tiempo se han convertido en buenos amigos, muy queridos.

Abrazos y besitos en las mejillas desde mi corazón a:

Igna, cavilando en tus letras, sumergida en tus letras y agradeciendo siempre tus palabras de cariño y aliento. Sin cavilar te dejo un abrazo enorme y besos con mucho cariño. Felíz Año!!

Malena, preciosa hermana de bohemia. Viajo en tus escritos tan visuales, en el arte que prodigas, esteta, mujer, pasión hecha letras. Gracias por tus palabras, por el ánimo y por abrazar mi corazón de esa manera tan especial. Te quiero mucho.

María: Molts Petonets!! Gracias por tus palabras que son regalos de paz a mi corazón. Eres una mujer sumamente sensible y compasiva, es algo que valoro mucho. Siempre estás, gracias por estar. Qué el Señor te colme de bendiciones.

Súper Mamá: Gracias por los cariñitos, por tu sensibilidad y por compartir ese amor tan tuyo a manos llenas.

Juan de la Cruz: Tus visitas llenan de alegría este espacio. Un abrazo grande y un beso mateado.


A todos, todos, mi cariño, mi respeto y mi agradecimiento...

... Que Dios les llene de salud, paz, luz, sabiduría, prosperidad y sobre todo amor en todo el sentido de la palabra.

Feliz Año Nuevo...

5 comentarios:

Maria Varu dijo...

Querida Ingrid, mis primeras palabras de hoy a ti las escribo, una año más, o mejor... regalos de vida; instantes donde compartir, hallar y recibir el vuelo de los latidos, latidos hermanos, sensibilidades esparcidas, letras que suenan amigas y riegan el alma de sueños, de tristezas, alegrías e ilusiones, de todo aquello que el día a día nos depara. Sigamos simplemente gozando de la dicha de vivir, sea su color el que sea.

Petonets i abraçades siempre libres, siempre volando desde el corazón en este caminar.

María

Boris González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
IGNACIO dijo...

Sentirme el primero es como sentarme en el cielo.
Salud... desgraciadamente no tengo demasiada, pero creo firmemente que cuando algo se pierde, muchos otros factores se refuerzan o afianzan.
Paz... Sólo la logro conmigo mismo, cuando mi alma está en reposo, la conciencia limpia, que suele ser la mayoría de veces, aunque mis actos no lo sean tantos,
cuando te leo, cuando percibo que hay gente con mucha más sabiduría que uno, y además enseña.
Prosperidad... la verdad, por mi forma de pensar, escritactamente en ese término... Te podría dar muchas respuetas, podemos ser prósperos simplemente viendo como maduramos, y somos fieles a nuestras escalas de valores.. Por lo tanto lo dejo en el aire....
Amor querida, mi Dios me ofrece tanto cada día, que quisiera llegar a ofrecérselos a todos, conocidos y desconocidos.

Y para terminar añadiría gratitud, a todos los que hacen posibles que al entre-leernos, se nos encoja el alma, o se nos escape una sonrisa, o una lágrima, a todos los que ofrecen su experiencia para que otros tantos vivamos mucho mejor, (no en el sentido material)

Ingrid amiga, cuando te descrubí, (o me descubriste) no recuerdo quien fue primero,ni importa, tuve buenas vibraciones interiores, hoy las sigo teniendo, pero mucho más acrecentadas.

Que el Dios interior que nos habita, nos siga ofreciendo sabiduría, para seguir éste tránsito, salud para poder seguir desarrollando al menos la palabra, prosperidad para que seamos más nobles con nosotros mismos, y amor hasta que reviente el cuerpo.

Porque siempre quedará como sustituto permanente el alma.

La tercera persona que nos habita.

Besos de año nuevo.

maicher dijo...

Although there are differences in content, but I still want you to establish Links, I do not
fashion jewelry

Boris González dijo...

No me cansaré de escuchar Caruso...