viernes, octubre 09, 2009

Aguardo y sus versos...



I
Y qué de la espera que nunca cesa
que en fatuos devaneos cansa el alma
lágrimas que se evaporan en nostalgia
ojos que el fulgor de las estrellas ya no ven
¿Dónde, dónde quedaron sus cielos?

II
Como la cascada golpeando fuerte la roca
fluye la espuma de recuerdos puros
el amor líquido derramado, fluyendo
perdido, enrolado en viaje sin destino
hacia océanos etéreos del olvido…
…vistiendo los espasmos.

III
Vuelo de mi sangre, de estas alas rotas,
del viento incesante de los anhelos
de nocturno amor amordazado
voz y canto enmudecido, sin llanto
vuelo demente, de mis sueños…
…sin rastro, sin rostro, sin tiempo.

IV
¿Sabe?
Yo también quisiera una luna
una luna de amor y de piel
que no fuera de un tiempo
que hiciera los días de mi amanecer.
Y, aquí entre “nos”,
yo sé que usted me entiende
y por cierto, en mucho, me sabe.

VI
¿Sabe?
Yo no puedo decir a nadie ahora
“quisiera ser luna contigo”
pero ciertamente he sido luna
del lobo que aúlla en el cielo
y , por si no lo sabe,
ambién he sido luna en sus letras
he menguado, he crecido…
…me he llenado de su tinta

VII
Pintando los cielos de este vació
de este hueco de mi poesía,
de este abecedario fútil, seco
de inspiración estéril
de silencio y desierto…

…encuentro en tus versos
el arribo a buen puerto,
mis alas al aire,
del viento y tu brisa
poeta y amigo
hoy yo sin letras
perdida en las tuyas
callada, en silencio
levantas mi vuelo y…
…cavilo y suspiro.

2 comentarios:

Maria Varu dijo...

esa espera que siempre nos acompaña, ese aguardar lo que no sabemos con claridad... en el fondo esperamos eso que nos llene ese vacío que nos traspasa...
mientras observamos nuestras alas rotas, esa sangre que nos recorre en su busca, ese deseo que nos amordaza...
mientras... pintamos, escribimos, emborronamos con letras aquello que quisiéramos vivir, aquello que creemos reflejo o necesidad de nosotros mismos...
mientras la espera va siguiendo su camino, un camino que no vemos fin...
Ingrid, que ese esperar, que ese aguardar se llene de luz y color sin esperas ajenas, sin dependencias de fuera... siempre alimentándonos con nuestro cotidiano vivir

Petonets i una abraçada molt i molt forta

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.