martes, noviembre 09, 2010

Love Thing....


Quisiera decirte que te estoy pensando
que te llevo a cuestas, sobre mi hombro
quizás que te tengo cada noche, una, otra y otra
recostado en mi regazo, alunizando en mis sueños

Quisiera decirte que soy un alma sedienta
del néctar que una vez probé de tus labios
que convierto en miel cada una de tus palabras
que vuelo en el dibujo permanente de tus manos

Que nadie se entere y que nadie escuche mi aliento
me inclino hacia ti y a tu oído susurro un Te Quiero
y me quedo atrapada en este sentir, en este silencio
en este secreto que queda perdido en el viento…

…Love Thing.

Beauty, ¿Coffee, beer or wine? and, butterflies…

Ingrid U. J. (07 de Noviembre de 2009)
*********************************************************************

Espejismos nocturnos (Fragmento del Blog: http://serendipia.blogsome.com/2006/08/13/espejismos-nocturnos/
(Agosto 13, 2006)

En mis sueños le visité, con un flotar suave y silencioso, entré por su ventana. La paz de aquel lugar se hizo sentir en mi cara. Y el viento, cual buen cómplice, no hizo ruido alguno, antes bien disfrazó mis movimientos con el de las cortinas. La luna iluminó mi camino hacia ella, me deslicé hasta el pie de su cama. ¡Oh, altar bendito que a mi musa albergas, cuánto te adoro y cuánto te envidio!
Ajeno a toda preocupación, su rostro reflejaba belleza que siempre me había cautivado. Deseé que esos segundos se volvieran siglos. Quise acariciar su frente y sentir entre mis dedos aquel cabello sedoso y negro como las sombras que me encubren, pero el miedo a interrumpir su descanso detuvo mi mano.
Imaginé, de su mano caminar juntos y escuchar su voz cantar felicidad. Mueve su brazo al aire. Mi corazón se acelera.
¿despertarás? ¿seré yo la causa de que pierdas tu sueño? ¡No puedo permitirme eso!
La rabia me invade. Aún así, el sólo mirarla ahí tranquila y confiada, hace que la serenidad vuelva a ser parte de mí otra vez. Se acerca el amanecer y ella despertará.
Debo retirarme.
Doy un paso atrás. Su cabeza voltea hacia donde estoy.
¿me habrá oído? ¿habrá despertado? ¿sabrá que estoy aquí?
Me detengo y mi respiración se corta. Grabo en mi mente ese momento: Es verdad eso que dicen, durante el sueño uno revela su verdadero ser. Hoy lo entiendo al fin.
¡no quiero irme!
Ella, perfecta.
Me agacho hasta su oído y le suspiro que la amo, aunque la conozca únicamente desde la oscuridad de las imágenes nocturnas. En un movimiento fugaz beso aquellos labios.
¡Debo irme, ya!
La ventana. Flotar sueva y tranquilo.

2 comentarios:

Ingrid U.J. dijo...

El día de hoy que acaba de terminar,
el de ayer, cuando por fin salieron alas y me arriesgué a volar...

...Qué hermoso cumpleaños, qué hermosa la vida...

...que la vida se vive sólo una vez.

:-)

24 - 25 de Noviembre de 2010.

don vito dijo...

Hola,bello blog,preciosas entradas,te encontré en un blog común, si te gusta la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen martes, besos.